jueves, 29 de enero de 2009

judias con codornices

Alubias con perdiz
Publicado por Anael 10 de Enero de 2009en Carne y Legumbres.
Para hacer este plato le pedí la receta a mi tía Belén, mi Tata. Creo que nadie como ella sabe preparar las perdices …

Y luego recogí información de El club de la caza, allí encontré argumentos para incluir esta receta en este apartado de comidas ligeras. María Cecilia Montagna, nutricionista del hospital Ramón y Cajal, explica las características de este plato, que alterna como pocos un elevado contenido de proteínas, procedentes de la perdiz, y de hidratos de carbono que proporcionan las judías blancas.

Y dice que la carne de perdiz: «Es una excelente alternativa para incluir en los planes de adelgazamiento, ya que tiene un bajo nivel calórico….es una carne muy magra, pobre en grasa y en colesterol, por lo que se revela como muy recomendable en casos de hipercolesterolemia o hipertrigliceridemia»






Para que el plato no tenga un alto contenido calórico y sea ligero, sólo hay que poner muy poquita cantdad de aceite

Los ingredientes:

Para estofar las alubias:
600 g de alubias blancas
medio pimiento rojo
medio pimiento verde
media cebolla
2 dientes de ajo
un poquito de aceite de oliva
sal
una hoja de laurel
Para estofar la perdiz:
2 perdices
1 cebolla
2 dietes de ajo
un poco de aceite de oliva
sal y pimienta
Preparación:

Las alubias se ponen en remojo la noche anterior y las perdices, se pelan y se limpian de vísceras. Yo las tenía congeladas, y al desplumarlas, les he quitado también la piel, de modo que se hace más rápido y es tambiéen más sano. Pero para ver la limpieza y pelado perfecto, recomiendo mirar el blog Azul Púrpura

Como las alubias tienen distinto tiempo de cocción que las perdices, hay que comenzar por hacer dos estofados distintos, por un lado las alubias y por otro las perdices, que solo se unirán al final del guiso

En una olla se ponen a cocer las alubias cubiertas de agua. Cuando empieza a hervir hay que sacar la espuma que se forma en la superficie. Se cuecen con los pimientos, la cebolla y el tomate, al que se le pinchan los dientes de ajo, de este modo es fácil sacarlos sin que se confundan con una alubia y alguien se lleve una sorpresa desagradable en la comida. Se ponen también como dos cucharadas de aceite de oliva y una hoja de laurel, y se dejan cocer hasta que están medio tiernas… hay que tener en cuenta que todavía tienen que terminar de hacerse cuando se les añada la perdiz. Cuando están en su punto, se sacan las verduras y se reservan
En otra olla o cazuela se ponen dos cucharadas de aceite de oliva, con las perdices, la cebolla bien picada y los ajos, se doran al fuego y luego se cubren de agua, se salpimentan y se dejan cocer hasta que este tiernas.
Por útimo, cuando la carne está tierna, se trocea, se añade a las alubias, se quitan los huesecillos que luego puedan ser molestos a la hora de comer, y se tritura la salsa junto con las verduras que estaban reservadas y que resultaron de estofar las alubias
Se ponen de nuevo al fuego las alubias con las perdices y la salsa, y se dejan cocer a fuego medio unos minutos, para que se unan los ingredientes y los sabores, y las alubias se impregnen bien del aroma de la salsa y de las perdices.
Para que este plato quede bien es importante no pasarse en los tiempos de cocción: los ingredientes deben quedar bien cocidos, pero no deshechos. La presentación para la mesa de esta receta puede realizarse bien troceando la perdiz o bien desmenuzándola, yo he troceado, pechuga y muslos, desechando los caparazones.

No hay comentarios: